Origen

Las burbujas del mundo: diferencias entre Cava, Champagne y Prosecco

Vie, 16 Abr 2021 |
D.O. Cava

Cava, Champagne y Prosecco son tres nombres ampliamente utilizados a nivel internacional, especialmente cuando hablamos de fiestas y celebraciones, pero también de historia y cultura del vino. Estos tres nombres suelen crear confusión entre el público que se inicia en el mundo de los espumosos. ¿Conocemos realmente sus diferencias? Muchos no sabrían decir más de dos pero a pesar de no conocer los detalles, seguramente todos sabemos reconocer lo que tienen en común: las burbujas. Veamos un poco más de cerca estos tres tipos de vinos espumosos.

El vino, y también las burbujas, además de brindar, nos permiten viajar y conocer otros territorios y partes del mundo para descubrir otras formas de actuar, pensar y vivir. Hoy le proponemos un viaje burbujeante para conocer las similitudes y diferencias entre estos espumosos, y para entender y valorar aún más el espumoso que mejor refleja el carácter mediterráneo y nuestro territorio, el CAVA.

Tipos de Espumosos

Champagne, Crémant, Sekt, Prosecco, Lambrusco... son solo algunos de los nombres de los numerosos tipos de espumosos que podemos encontrar en este recorrido por el mundo. Hoy queremos centrarnos en los tres que, por su notoriedad internacional y por su calidad, acaparan la atención de los amantes del vino.

Cava bodega

Comenzamos nuestro recorrido por el Cava, de todos, el más cercano a nosotros. El Cava es un espumoso elaborado según el método tradicional, es decir, que realiza la segunda fermentación en la misma botella que llegará al consumidor. Sus variedades principales son una tríada que con los años ha demostrado comportarse y complementarse muy bien: xarel·lo, macabeo y parellada. El clima mediterráneo y unos viticultores con tradición y conocimiento de sus suelos le otorgan parte de su personalidad, junto a sus casi dos siglos de historia, concretamente desde 1872, fecha en la que se considera que se elaboró la primera botella en la cuna del Cava, en el Penedès.

Diferencias entre Cava y Champagne

Con las maletas hechas nos trasladamos al norte de Francia, donde a finales del siglo XVII y, según explica la historia, nació, por designios del azar, la bebida que años más tarde se convertiría en el vino más famoso del mundo, el Champagne. Esta bebida mantiene una estrecha relación con el Cava, no solo porque durante años Cataluña fue uno de sus principales proveedores de tapones de corcho, sino también porque comparten el mismo método de elaboración y la búsqueda de calidad y singularidad. Pero no nos adelantemos... Comencemos por el principio, situémonos en la viña.

La región de la Champagne se encuentra en la parte septentrional de Francia, en el límite de donde se considera posible la viticultura; el Cava, en cambio, goza de un clima mediterráneo que le permite una óptima maduración de la uva. De aquí que la bebida francesa tenga más dificultades para conseguir espumosos secos (sin adición de azúcar) y de añada (los preciados millésime que no llegan todos los años). En cambio, el Cava, gracias a las horas de insolación del clima mediterráneo, consigue asegurar cada año la vendimia produciendo con facilidad cava de añada, escogiendo el punto óptimo de maduración y decidiendo si se quiere añadir azúcar o no para crear diferentes estilos de Cava.

Ahora que hablamos de estilos es un buen momento para ver una de las grandes virtudes de los espumosos en general y del Cava en particular, la versatilidad. Aunque el champagne también presenta diferentes estilos gracias a la dosificación (adición de azúcar) y el tipo (blanc de blancs, blanc de noirs o rosado), el Cava cuenta con más opciones, debido al gran abanico de variedades autorizadas junto a las tradicionales, permitiéndole maridar con una amplia gama de cocinas, desde las más tradicionales hasta la cocina moderna, o incluso la asiática.

Cabe destacar la gran capacidad del Cava para ser utilizado en el mundo de la coctelería, donde ya ha demostrado ser un gran compañero de viaje, como ya explicamos en otro artículo de este mismo blog.

Posiblemente el motivo por el que siguen el mismo método de elaboración también sea la relación histórica y de proximidad entre estos dos espumosos. Uno de los aspectos que más los diferencia de otros espumosos del mundo es su método. Nos referimos al método tradicional o champenoise, que consiste, explicado de forma sencilla, en realizar la segunda fermentación en botella. Significa que tanto el Cava como el Champagne obtienen su burbuja dentro de la botella que llega al mercado. Para garantizar el seguimiento de este método y, por tanto, la calidad del proceso, se creó la D.O. Cava y su Consejo Regulador, del mismo modo que en Francia hablamos de la AOC Champagne y su órgano gestor. A pesar de compartir el mismo método y objetivo de alcanzar el máximo nivel de calidad, varios son los motivos que hacen que el cava tenga una horquilla de precios mucho más asequible que su homólogo francés. Así, el cava se convierte en una bebida para todos los públicos y se erige como una excelente opción para todos los que se interesen por el consumo hedonista y responsable de una bebida espumosa.

Diferencias entre Cava y Prosecco

Si continuamos viajando descubriremos otras bebidas cuyo gran protagonista son las burbujas, pero le proponemos hacer una parada en Italia y, más concretamente, en la zona de Véneto, la cuna de una bebida que ha conseguido una gran fama gracias a su estilo más desenfadado, hablamos del Prosecco. Este espumoso, a diferencia del Cava y el Champagne, que realizan la segunda fermentación en botella, consigue sus burbujas en grandes depósitos de fermentación a través del método charmat. Así pues, en líneas generales, podemos decir que el Prosecco apuesta por buscar la parte más golosa y fresca, destacando los aromas primarios por delante de los aromas más complejos y profundos que solemos encontrar en el Cava o Champagne. Una diferencia que también se nota en el tiempo de crianza en botella, prácticamente inexistente en la mayoría de proseccos. Por tanto, el cava se convierte en el mejor aliado para acompañarnos durante toda una comida, mientras que el Prosecco se dirige a un público menos exigente en complejidad y riqueza del producto.

Otra de las diferencias del Prosecco es que ofrece tres versiones de producto en función de la existencia y el grado de burbuja: el prosecco spumante, el frizzante (con menos cantidad de burbujas) y el tranquillo (sin burbujas). Además, también presenta diferentes grados de dulzor, desde el brut (con hasta 15 g de azúcar), pasando por el extraseco (de 15 a 20 g) y el seco (de 20 a 35 g).

Cuadro resumen:

Características del Cava

  • País de origen: España, con más del 95 % de la producción en la zona de Comtats de Barcelona (Cataluña)
  • Clima: mediterráneo
  • Variedades: xarel·lo, macabeo, parellada (coupage tradicional). Otras variedades autorizadas: subirat parent (malvasía), chardonnay, y las negras: garnacha negra, monastrell, trepat (solo para rosados) y pinot noir
  • Método de elaboración: tradicional o champenoise
  • Precio medio: medio-alto

¿Qué Tipos de Cava hay?

Brut nature: 0-3 g/l

Extra brut: 0-6 g/l

Brut: hasta 12 g/l

Extraseco: 12-17 g/l

Seco: 17-32 g/l

Semiseco: 32-50 g/l

Dulce: más de 50 g/l

Leer más sobre tipos de Cava aquí

Características del Champagne

  • País de origen: Francia, concretamente en la región de la Champagne
  • Clima: extremo, frío y severo
  • Variedades: chardonnay, pinot noir (tinta), pinot meunier (tinta)
  • Método de elaboración: tradicional o champenoise
  • Precio medio: alto

¿Qué tipos de Champagne hay?

Extra brut: 0-6 g/l

Brut: menos de 12 g/l

Extraseco: 12-17 g/l

Seco: 17-32 g/l

Semiseco: 32-50 g/l

Dulce: más de 50 g/l

Características del Prosecco

  • País de origen: Italia, concretamente en la región de Véneto
  • Clima: temperado
  • Variedades: glera (en un mínimo de un 85 %)
  • Otras variedades autorizadas: verdiso, bianchetta trevigiana, perera, glera lunga, chardonnay, pinot bianco, pinot grigio, pinot nero (tinta)
  • Método de elaboración: charmat
  • Precio medio: bajo

¿Qué Tipos de Prosecco hay?

Brut: hasta 15 g/l

Extraseco: 15-20 g/l

Seco: 20-35 g/l

Aquí acaba nuestro viaje, y regresamos habiendo conocido a tres de los espumosos más famosos internacionalmente. Un viaje que nos demuestra que todos tienen en común las burbujas pero que pocos tienen la identidad y singularidad del cava, una bebida que además de definir un territorio, con historia y tradición, contribuye a dar al mundo de las burbujas calidad al mejor precio, versatilidad y adaptación, sea cual sea la celebración, y aporta complejidad e intensidad a los que buscan que su brindis sea especial.

Leer más artículos