Etiquetado

La etiqueta: la identidad visible del CAVA

Más allá del diseño, la etiqueta de nuestra botella es la que nos va permitir saber si estamos delante de un espumoso elaborado a través del método tradicional. Pero no solo esto, también podremos distinguir con facilidad qué producto vamos a degustar antes del descorche. La crianza, el contenido de azúcares… en definitiva, su perfil y su procedencia. ¡Veamos cómo!

Nota: la etiqueta mostrada no es real, es un modelo representativo, cada bodega personaliza las etiquetas con las informaciones obligatorias y opcionales que mostramos a continuación

¿Qué nos cuenta la etiqueta?

La obligación de poner cierta información en la etiqueta, además de informar al consumidor, sirve también de garantía para distinguir el Cava del resto de espumosos y elegir el tipo que queremos en cada momento.

Otras informaciones no obligatorias pero que nos ayudan a saber más cosas del Cava:

Color del vino

Nombra el color particular del Cava embotellado. Puede ser: Blanco, Blanco de uva blanca (también Blanc de blancs), Blanco de uva tinta (Blanc de noirs), Rosado.

Premios o condecoraciones

Fecha de degüelle

Nota de cata

Y en la contraetiqueta…

La contraetiqueta nos permite explorar y saber más de la botella que tenemos entre manos. Estas son algunas de las informaciones que puede contener, en ningún caso obligatorias:

Cómo saber que tu Cava es el verdadero Cava producido en España

Llamamos marchamo al sello circular que viene pegado en la parte superior de la botella, encima del capuchón, y que indica el periodo de crianza certificado por el Consejo Regulador del Cava.

CAVA DE GUARDA

Con un mínimo de 9 meses de crianza, es el más joven de los Cavas. Lo identificarás gracias al marchamo (etiqueta circular) de color blanco que lleva en la parte superior del capuchón.

CAVA DE GUARDA SUPERIOR

En esta categoría se incluyen todos aquellos Cavas Premium, con un mínimo de 18 meses de crianza. Los identificarás gracias a los marchamos (etiqueta circular) de color verde, negro y dorado que llevan en la parte superior del capuchón. En total hay 3 categorías de Cava de Guarda Superior.

consejo regulador del cava

Cava de Guarda

Con un mínimo de 9 meses de crianza, es el más joven de los Cavas.

consejo regulador del cava

Reserva

Color verde. Mínimo de 18 meses de crianza. Lleva inscrita la inicial C de Cava y la palabra Reserva.

consejo regulador del cava

Gran Reserva

Color negro. Mínimo de 30 meses de crianza. Lleva inscrita la inicial C de Cava y la mención Gran Reserva.

cava de paraje

Cava de Paraje Calificado

Color dorado. Mínimo de 36 meses de crianza. En forma de rombo y con la inicial P de Paraje y la inscripción Cava de Paraje Calificado.

Sello Elaborador Integral

DO_CAVA_SELLOELABORADORINTEGRAL_658 3.png

Este 2020 se ha creado un nuevo sello distintivo, el sello de elaborador integral. Este marchamo identifica de manera fácil las bodegas de la DO Cava que llevan a cabo todo el proceso de elaboración del Cava de principio a fin en su misma propiedad. De esta forma, podrás identificar todas aquellas bodegas con el 100% prensado y vinificado en la propiedad, buscando este sello en sus botellas de Cava.

DO_CAVA_SELLOELABORADORINTEGRAL_658 3.png
corcho cava

La estrella de 4 puntas, una marca de tradición y autenticidad

corcho cava

Símbolo sagrado de la armonía, la estrella de 4 puntas es, en el Cava, un certificado más de autenticidad. La marca de tradición que se incluye en el interior de la botella, justo debajo del corcho.

Aunque en la mayoría de Cavas se utiliza un tapón chapa hasta el momento del degüelle, todos ellos deben salir al mercado con el tapón de corcho, caracterizado entre otras cosas, por su forma de hongo (permitiendo así aguantar la presión ejercida en el interior de la botella). La estrella de 4 puntas es el símbolo inequívoco de que el producto ha seguido el método tradicional y, por lo tanto, ha realizado la segunda fermentación en la botella que llega a manos del consumidor.