Sirviendo y Conservando

Conservar para disfrutar

Bodega cava

Condiciones ideales de conservación de la botella de Cava

Bodega cava

Conservar de manera correcta la botella en casa adquiere especial importancia para garantizar una posterior degustación y disfrute de la experiencia. Cada una de ellas ha permanecido en el silencio y las perfectas condiciones de la cava durante un mínimo de 9 meses. Una vez transcurrido este tiempo ya está lista para descorchar, pero si la opción es esperar un tiempo más debemos saber cómo hacerlo. Más allá del debate existente entre expertos para determinar si es mejor conservarla en posición vertical u horizontal, toma especial importancia la temperatura y la humedad del lugar destinado a guardar nuestras botellas.

Es recomendable que tanto temperatura como humedad sean constantes, idealmente unos 14º con una humedad del 50% respectivamente. Ésta última, necesaria para permitir la correcta hidratación del corcho. Del mismo modo debemos evitar el contacto de la botella con la luz, ruidos o vibraciones.

Todas estas recomendaciones dependerán también del tiempo que queramos conservar la botella. Para un consumo rápido, nada mejor que tenerla en posición vertical, a mano y bien fresquita, a una temperatura más baja (unos 8º) asegurando así que la temperatura de servicio será la adecuada en función del tipo de Cava que escojamos (ver apartado temperaturas de servicio).

El descorche, este mágico momento ...

cava

Cómo abrir correctamente una botella de Cava

El descorche de una botella de Cava debe ser siempre sinónimo de alegría y celebración, y hacerlo de manera correcta evitará derrochar parte del producto y conservar todas las características que lo convierten en especial. Siguiendo estas claras y sencillas instrucciones conseguiremos descorchar nuestro Cava de manera elegante y eficiente.

  1. Quitar la cápsula
  2. Inclinar la botella unos 45º
  3. Aflojar el morrión sin sacarlo
  4. Sujetar el morrión con el pulgar colocado en la parte superior del corcho para evitar que se desprenda antes de lo previsto
  5. Girar la botella por la base (nunca por el cuello) así ejerceremos la presión necesaria para que el corcho ceda fácilmente y sin esfuerzo, acompañándolo en todo momento para evitar que salga disparado
  6. Mantener la botella con una ligera inclinación permitiendo que la presión del interior se estabilice evitando así el derroche de espuma

    ¡Y A BRINDAR!
cava
copa de cava

Cómo servir una copa de Cava

copa de cava

En busca de la copa ideal para el Cava

La copa tulipa de cristal fino es la que ha ganado la aprobación de la mayoría de los expertos en degustación. Su estilizada forma es ideal para preservar y disfrutar de la burbuja del Cava, mientras que la ligera amplitud de la parte superior permite disfrutar mejor de todos sus aromas. Pero la riqueza del Cava, y su diversidad en cuanto a estilos y crianzas ofrece múltiples opciones para hacer de la elección de la copa otra oportunidad para disfrutar de su versatilidad. La regla básica será usar la copa tulipa en caso de duda, pero si descorchamos botellas de largas crianzas y queremos apreciar mejor su complejidad aromática y matices podemos escoger una copa más amplia. Aunque los gustos personales serán, en todo momento, los que nos aseguren la mejor elección.

Consejos:

  • Las copas anchas conservan menos tiempo el gas, por lo tanto debemos evitarlas si lo que queremos es preservar el carbónico durante la cata.
  • Las copas en forma de tulipa favorecen la expresión aromática del Cava.
  • La copa flauta (sin forma abombada) potenciará en todos los casos la sensación de acidez y frescor.

¿Y la temperatura ideal de servicio?

botella cava

Quién no ha escuchado aquello de “los cavas se toman bien fríos”. Si bien es cierto que es una bebida que tolera mejor las bajas temperaturas debemos ser prudentes si queremos disfrutar de toda su complejidad. Así pues, el Cava Joven, el que reposa menos tiempo en bodega, es el que nos permitirá una menor temperatura de servicio, siendo una buena opción servirlo alrededor de los 8º, para resaltar aún más su jovialidad y frescor.

Si nuestra elección es para un Reserva o Gran Reserva, aumentaremos esta temperatura hasta los aproximadamente 10º. La justificación radica en la importancia que otorguemos como consumidor a los aromas. A más temperatura mejor los apreciaremos.

Queda a la elección del consumidor también servir el Cava en una cubitera con agua y hielo, permitiendo así mantener la temperatura baja hasta la finalización de la botella.

botella cava