COMTATS DE BARCELONA

Visita Penedés

Vendimia cava
bodegas cava

Dónde todo empezó...

En toda historia el inicio es emocionante, y en el caso del Cava todo empezó en el Penedés. Si algún lugar se ha ganado la capitalidad de esta bebida que tanto emociona es, sin duda, Sant Sadurní d’Anoia, el corazón de esta zona vinícola catalana de larga tradición. Un lugar de paso obligado en nuestra ruta del Cava y el lugar donde se concentran algunas de las bodegas más históricas.

El paisaje, a medio camino entre el Mediterráneo y las imponentes rocas de la montaña mágica de Montserrat, confieren al Penedés un carácter singular que lo convierte en uno de los destinos enoturísticos más interesantes de Cataluña y del resto de España. La animada vida cultural, con múltiples festivales y actividades vinculadas al calendario de la viña, contribuyen a hacer de la visita un momento único, sea cual sea la fecha escogida.

Historia, geografía, patrimonio cultural y la singularidad que le brinda ser la cuna del Cava, convierte este destino en ideal para disfrutar del enoturismo en familia.

A tan solo 45 km de Barcelona, la huella del Cava inunda edificios representativos del modernismo catalán, joyas arquitectónicas de la industria del Cava y fábricas convertidas en auténticos museos. Un lugar ideal donde adentrarse en su historia y orígenes durante todo el año.

Y una vez allí… ¿Qué hacemos?

Sant Sadurní d’Anoia, el corazón del Cava

La Fassina de Can Guineu

En el corazón del Alt Penedés late con fuerza la capital del Cava, Sant Sadurní d’Anoia. Es desde aquí donde uno puede empezar a tomar el pulso a todo lo que los territorios pertenecientes a la Denominación de Origen tienen que ofrecer en torno a él.

Este es el lugar ideal donde adentrarse en la historia y los orígenes del cava. Un lugar de paso obligado y la auténtica cuna de esta bebida que tanto enamora…

Hay dos cosas imprescindibles si visitáis Sant Sadurní: la visita a alguna de las cavas más emblemáticas y representativas de la historia del Cava y el Centro de Interpretación del Cava, ubicado en una destilería de vino del año 1814, en el edificio de La Fassina.

El centro histórico del pueblo, con su emblemática torre de defensa medieval y los edificios modernistas son otro agradable plan para las tardes de otoño.

La Fassina de Can Guineu
Copa Cava
Visita las bodegas

El paisaje y como la industria del Cava se ha instalado a su alrededor, sea en pequeñas bodegas o en más dimensionadas, es también un lugar donde conocer los protagonistas del día a día y de la elaboración. Aprender de ellos y ver cómo trabajan es posible gracias a las visitas organizadas en cada una de ellas.

Cava celebracion

Museos, yacimientos y fiestas con un único protagonista: el vino

Cava celebracion

La importancia del cultivo de la vid en el Penedés, así como su historia tiene su lugar en Vilafranca del Penedés, donde es de visita obligada el Vinseum, el Museo de las Culturas del Vino de Cataluña. Un total de 17.000 piezas organizadas en colecciones arqueológicas y etnológicas, testigo de la historia de este territorio, ligado desde tiempos remotos al cultivo de la vid y producción de vino.

Otra propuesta es la de visitar el yacimiento prehistórico de la Font de la Canya, ubicado en el municipio de Avinyonet del Penedés, un asentamiento íbero de la tribu de los cosetanos abandonado con la llegada del ejército romano y descubierto en 1997. En él se ha documentado la existencia de materiales relacionados con la práctica de la vitivinicultura y el consumo de vino.

La cultura del vino no se olvida de la música, con el festival Vijazz, que se celebra en el mes de julio en la localidad de Vilafranca del Penedès. La música comparte protagonismo con la muestra de vinos y cavas del Penedés enmarcada en un completo programa que reúne a lo mejor del jazz internacional.

Recorrer los viñedos del Penedés a través de sus miradores y senderos

Vendimia cava

Si algo define el Penedés son sus viñedos. A tan solo 30 minutos de Barcelona se puede disfrutar de un mar de viñas que se extiende desde el Alt Penedés hasta el Bajo Penedés y Bajo Llobregat.

Una buena manera de hacerlo es recorriendo sus miradores, estos privilegiados lugares desde donde se contemplan unas vistas panorámicas únicas. Los encontraréis bajo el claro nombre de “miravinyas” en Sant Sadurní d’Anoia, donde se puede subir a la ermita de Sant Benet d’Espiells, de origen románico y rodeada de viñedos; Torrelavit, donde se erige una silla gigante sobre la pequeña colina de la Malgranada; Subirats, con el “miravinya” La Bardera, junto a una masía del siglo XIV; Avinyonet del Penedés, donde se encuentra el “miravinya” El Zarcillo con una espectacular panorámica de una zona dominada por viñedos, olivos y melocotoneros.

Recorrer el Camí del Vi, en Vilafranca del Penedés es otro de los paseos recomendables. Tres kilómetros y medio de camino compuesto de ocho estaciones a través de las cuales entender la vinculación de esta localidad con el vino. Un paseo interpretativo que invita a reflexionar sobre el paso del tiempo en la naturaleza. Además de rastrear viejas canciones de taberna y respirar el olor de la tierra y el paisaje del Penedés.

*Todos los miradores del Penedés se encuentran en la aplicación móvil Miravinya, que propone un recorrido por la geografía de esta región para descubrir la naturaleza, la historia, su paisaje y su cultura.

Vendimia cava

Cómo llegar

Group 199@2x.png

En tren

El tren de Rodalies RENFE llega desde el centro de Barcelona (paradas en Arc de Triomf, Plaça Catalunya y Sants) hasta Vilafranca del Penedès. Línea R4 (Manresa-Sant Vicenç de Calders) y Línea R2 (Granollers Centre-Sant Vicenç de Calders). Tiempo aproximado: 1 hora

Group 198@2x.png

En coche

Vilafranca del Penedés se encuentra a 50 km del centro de Barcelona (unos 40 minutos)

Completando la visita

“No solo de Cava vive el hombre”